ORACIONES



DEVOCIÓN Y PROMESAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

LA DEVOCIÓN AL CORAZÓN DE JESÚS HA EXISTIDO DESDE LOS PRIMEROS TIEMPOS DE LA IGLESIA, DESDE QUE SE MEDITABA EN EL COSTADO Y EL CORAZÓN ABIERTO DE JESÚS, DE DONDE SALIÓ SANGRE Y AGUA. DE ESE CORAZÓN NACIÓ LA IGLESIA Y POR ESE CORAZÓN SE ABRIERON LAS PUERTAS DEL CIELO.

EN EL AÑO 1675, EL 16 DE JUNIO, JESÚS SE LE APARECIÓ A SANTA MARGARITA MARÍA DE ALACOQUE (+1683). SU CORAZÓN ESTABA RODEADO DE LLAMAS DE AMOR, CORONADO DE ESPINAS, CON UNA HERIDA ABIERTA DE LA CUAL BROTABA SANGRE Y, DEL INTERIOR DE SU CORAZÓN, SALÍA UNA CRUZ.

ELLA VIVÍA EN EL MONASTERIO DE LA VISITACIÓN DE PARAY LE MONIAL (FRANCIA) RELIGIOSA, DE ARDIENTE CARIDAD, GRAN PUREZA Y HUMILDAD.

A ESTA RELIGIOSA SE LE APARECE MÁS DE 80 VECES JESÚS EN LA EUCARISTÍA, REVELÁNDOLE LOS SECRETOS DE SU SAGRADO CORAZÓN, SANTA MARGARITA ESCUCHÓ A NUESTRO SEÑOR DECIR: "MIRA ESTE CORAZÓN MÍO, QUE A PESAR DE CONSUMIRSE EN AMOR ABRASADOR POR LOS HOMBRES, NO RECIBE DE LOS CRISTIANOS OTRA COSA QUE SACRILEGIO, DESPRECIO, INDIFERENCIA E INGRATITUD, AÚN EN EL MISMO SACRAMENTO DE MI AMOR.

PERO LO QUE TRASPASA MI CORAZÓN MÁS DESGARRADAMENTE ES QUE ESTOS INSULTOS LOS RECIBO DE PERSONAS CONSAGRADAS ESPECIALMENTE A MI SERVICIO"...

"HE AQUÍ EL CORAZÓN QUE TANTO HA AMADO A LOS HOMBRES, Y EN CAMBIO, DE LA MAYOR PARTE DE LOS HOMBRES NO RECIBE NADA MÁS QUE INGRATITUD, IRREVERENCIA Y DESPRECIO, EN ESTE SACRAMENTO DE AMOR."

CON ESTAS PALABRAS NUESTRO SEÑOR MISMO NOS DICE EN QUÉ CONSISTE LA DEVOCIÓN A SU SAGRADO CORAZÓN. LA DEVOCIÓN EN SÍ ESTÁ DIRIGIDA A LA PERSONA DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO Y A SU AMOR NO CORRESPONDIDO, REPRESENTADO POR SU CORAZÓN. DOS, PUES, SON LOS ACTOS ESENCIALES DE ESTA DEVOCIÓN: AMOR Y REPARACIÓN. AMOR, POR LO MUCHO QUE ÉL NOS AMA. REPARACIÓN Y DESAGRAVIO, POR LAS MUCHAS INJURIAS QUE RECIBE SOBRE TODO EN LA SAGRADA EUCARISTÍA.

HE AQUÍ LAS PROMESAS QUE HIZO JESÚS A SANTA MARGARITA Y POR MEDIO DE ELLA A TODOS LOS DEVOTOS DE SU SAGRADO CORAZÓN:

1. LES DARÉ TODAS LAS GRACIAS NECESARIAS A SU ESTADO.

2. PONDRÉ PAZ EN SUS FAMILIAS.

3. LES CONSOLARÉ EN SUS PENAS

4. SERÉ SU REFUGIO SEGURO DURANTE LA VIDA, Y, SOBRE TODO, EN LA HORA DE LA MUERTE.

5. DERRAMARÉ ABUNDANTES BENDICIONES SOBRE TODAS SUS EMPRESAS.

6. BENDECIRÉ LAS CASAS EN QUE LA IMAGEN DE MI CORAZÓN SEA EXPUESTA Y VENERADA.

7. LOS PECADORES HALLARÁN EN MI CORAZÓN LA FUENTE, EL OCÉANO INFINITO DE LA MISERICORDIA.

8. LAS ALMAS TIBIAS SE VOLVERÁN FERVOROSAS.

9. LAS ALMAS FERVOROSAS SE ELEVARÁN A GRAN PERFECCIÓN.

10. DARÉ A LOS SACERDOTES EL TALENTO DE MOVER LOS CORAZONES MÁS EMPEDERNIDOS.

11. LAS PERSONAS QUE PROPAGUEN ESTA DEVOCIÓN TENDRÁN SU NOMBRE ESCRITO EN MI CORAZÓN, Y JAMÁS SERÁ BORRADO DE ÉL.

12. EN EL EXCESO DE MI MISERICORDIA, MI AMOR TODOPODEROSO CONCEDERÁ A TODOS AQUELLOS QUE COMULGAREN POR NUEVE PRIMEROS VIERNES CONSECUTIVOS, LA GRACIA DE LA PERSEVERANCIA FINAL; NO MORIRÁN SIN MI GRACIA, NI SIN LA RECEPCIÓN DE LOS SANTOS SACRAMENTOS. MI CORAZÓN SERÁ SU SEGURO REFUGIO EN AQUÉL MOMENTO SUPREMO.

LAS CONDICIONES PARA QUE SE NOS CONCEDA ESTA GRACIA SON TRES:

1. RECIBIR LA SAGRADA COMUNIÓN DURANTE NUEVE PRIMEROS VIERNES DE MES DE FORMA CONSECUTIVA Y SIN NINGUNA INTERRUPCIÓN.

2. TENER LA INTENCIÓN DE HONRAR AL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS Y DE ALCANZAR LA PERSEVERANCIA FINAL.

3. OFRECER CADA SAGRADA COMUNIÓN COMO UN ACTO DE EXPIACIÓN POR LAS OFENSAS COMETIDAS CONTRA EL SANTÍSIMO SACRAMENTO.


ORACIÓN PARA DESPUÉS DE CADA UNA DE LAS COMUNIONES DE LOS NUEVE PRIMEROS VIERNES


JESÚS MÍO DULCÍSIMO, QUE EN TU INFINITA Y DULCÍSIMA MISERICORDIA PROMETISTE LA GRACIA DE LA PERSEVERANCIA FINAL A LOS QUE COMULGAREN EN HONRA DE TU SAGRADO CORAZÓN NUEVE PRIMEROS VIERNES DE MES SEGUIDOS:
ACUÉRDATE DE ESTA PROMESA Y A MI, INDIGNO SIERVO TUYO QUE ACABO DE RECIBIRTE SACRAMENTADO CON ESTE FIN E INTENCIÓN, CONCÉDEME QUE MUERA
DETESTANDO TODOS MIS PECADOS, CREYENDO EN TI CON FE VIVA, ESPERANDO EN TU INEFABLE MISERICORDIA Y AMANDO LA BONDAD DE TU AMANTÍSIMO Y AMABILÍSIMO






TRISAGIO A LA SANTISIMA TRINIDAD

Bendita sea la Santa e indivisible Trinidad, ahora y siempre y por los siglos de los siglos. Amén.

V. Abrid, Señor mis labios.

R. Y mi voz pronunciará vuestra alabanza.

V. Dios mío, mi defensa te encomiendo.

R. Señor, a mi socorro acude presto.

Gloria sea dada al Padre, Gloria al eterno Hijo, Gloria al Espíritu Santo, por los siglos de los siglos. Amén.

Acto de Contrición

Amorososìsimo Dios, uno y Trino, Padre, Hijo y Espíritu Santo, en quien creo, en quien espero, a quien amo y adoro con todo mi corazón, cuerpo y alma, sentidos y potencias, y por ser vos mi Padre, mi señor y mi Dios infinitamente bueno y digno de ser amado sobre todas las cosas, me pesa, Trinidad Misericordiosa, me pesa, Trinidad amabilísima, me pesa Trinidad Santísima, de haberos ofendido sólo por ser vos quien sois: propongo y os doy palabra de nunca mas ofenderos, y de morir antes que pecar; espero en vuestra suma bondad y misericordia infinita que me habéis de perdonar todos mis pecados y me daréis gracia para perseverar en un verdadero amor y cordialísima devoción de vuestra siempre amabilísima Trinidad. Amén.

HIMNO

Ya se aparta el sol ardiente
Tu, luz perenne. Unidad
Danos un amor ferviente,
Santísima Trinidad.
En la aurora te alabamos
Y en la tarde ¡oh sumo bien!
Confiados esperamos
Que allá en el cielo también.
Al Padre, al Hijo, y al
Santo Espíritu, con fervor
Demos en piadoso canto
Gloria, alabanza y honor. Amén.

Ahora en su rosario, en el primer misterio rezar Padre Nuestro y Gloria, decir en las 9 nueve perlas siguientes:

“Santo, Santo, Santo es El Señor Dios de los Ejércitos, llenos están los cielos y la tierra de la majestad de vuestra Gloria.
Gloria al Padre, Gloria al Hijo, Gloria al Espíritu Santo.

y asi 9 veces al Padre, 9 veces al Hijo y 9 veces al Espiritu Santo.
Y al terminar las 27 veces se dice:

“Por infinitos siglos de los siglos. Amén”

Antifonía

A Tì, Dios Padre ingénito; a Tî Hijo unigénito; a Tî, Espíritu Santo Paráclito, Santa e indivisible Trinidad de todo corazón te confesamos, alabamos y bendecimos: a Tì se dé Gloria por los siglos de los siglos. Amen.

V. Adoremos al Dios de las alturas.

R. Alabémosle en la tierra todas sus criaturas.

Oración

Amabilísimo Señor, Dios Uno y Trino, dadnos continuamente vuestra gracia, vuestra caridad y la comunicación de Vos para que en tiempo y eternidad os amemos y glorifiquemos, Padre, Hijo y Espíritu Santo, una deidad, por infinitos siglos de los siglos. Amén.

GOZOS A LA SANTÍSMA TRINIDAD

Dios Uno y Trino, a quien tanto
Arcángeles. Querubines,
Angeles y Serafines
Dicen: Santo, Santo, Santo.

Santísima Trinidad,
Una esencia soberana,
De donde en raudales mana
La Divina Caridad,
De tu inmensa majestad
Ante el trono sacrosanto.

Arcángeles y querubines
Angeles y Serafines,
Dicen Santo, Santo, Santo.

Oh misteriosa deidad
De una esencia y tres personas,
Pues que piadosa perdonas,
Nuestra miseria y maldad,
Oye con benignidad
Este fervoroso canto.

Angeles y Serafines, Dicen Santo, Santo, Santo.

El Trisagio que Isaías
Escribió con tanto celo,
Lo cantan siempre en el cielo
Angélicas jerarquías;
Tan piadosas melodías
Son de las almas encanto.

Angeles y Serafines, Dicen Santo, Santo, Santo.

Este Trisagio glorioso
Voz del coro Celestial
Contra el poder infernal
Es auxilio poderoso,
Y en este mar proceloso,
Puerto en que cesa el quebranto.

Angeles y serafines, Dicen Santo, Santo, Santo.

De la muerte repentina
Del rayo exterminador,
De la peste y del temblor,
Libra esta oración divina;
Ella la mente ilumina
Y disipa nuestro llanto.

Angeles y Serafines, Dicen Santo, Santo, Santo.

Es el iris que se ostenta
Precursor de la bonanza
Es áncora de esperanza
En la desecha tormenta,
Es la brújula que orienta
Al tender la noche el manto.

Angeles y Serafines,Dicen Santo, Santo, Santo.

Es escudo soberano
De la divina justicia,
Con que de infernal malicia
Triunfa el devoto cristiano,
Y hace que el dragón tirano
Huya con terror y espanto.

Angeles y Serafines, Dicen Santo, Santo, Santo.

De la guerra fratricida
Que ensangrienta nuestro suelo,
El Trisagio, don del Cielo,
Nos preserva con su egida;
Y en dulce paz bendecida
Suba hasta Dios nuestro canto.

Angeles y Serafines,Dicen Santo, Santo, Santo.

Yo confío en vuestro amor,
Santo Dios, fuerte, inmortal,
Que en el coro celestial
Cantaré con gran fervor
El himno que tanto honor
Causa, cuando en su canto,

Angeles y Serafines,Dicen Santo, Santo, Santo.

Dios Uno y Trino a quien tanto
Arcángeles, Querubines,
Angeles y Serafines,
Dicen: Santo, Santo, Santo.

Antífonía

Bendita sea la santa e indivisible Trinidad, que todas las cosas crea y gobierna, ahora y siempre y por los infinitos siglos. Amén

V. Bendigamos al Padre y al Hijo con el Espíritu Santo.

R. Alabémosle y ensalcémosle por todos los siglos.Amen.

Oración

Omnipotente y sempiterno Dios, que te dignaste revelar a tus siervos la gloria de tu eterna Trinidad, y que adorasen la unidad de tu augusta Majestad en la confesión de la fe; te suplicamos rendidos que por la misma confesión de la misma fe, nos veamos siempre libres de las adversidades y peligros. Por Jesucristo Señor nuestro, que con el Padre y el Espíritu Santo vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

Ofrecimiento

Rogàmoste, Señor, por la santa iglesia católica, en especial por nuestro Santo Padre El Papa y todos los prelados que la gobiernan, por la exaltación de la santa fe católica, la conversión de los infieles, herejes y pecadores, paz y concordia entre los príncipes cristianos, perseverancia de los buenos y arreglo de las costumbres, por los perseguidos, afligidos, enfermos y agonizantes, por las almas del purgatorio, por el acierto en los gobiernos de las naciones, unión en los matrimonios, ejemplo en las familias y santa educación de la juventud; por nuestros amigos y enemigos y por todas las necesidades espirituales y temporales del pueblo y del estado.

Padre nuestro, Ave Maria y Gloria por el Papa Benedicto y sus necesidades









ACCIÓN DE GRACIAS PARA DESPUÉS DE LA COMUNIÓN (STO. TOMÁS DE AQUINO) Y - ALMA DE CRISTO DESPUES DE LA COMUNION.


Te doy gracias, Señor, Padre santo, Dios todopoderoso y eterno, porque, sin ningún mérito mío, sino por la sola condescendencia de tu misericordia te has dignado alimentarme, a mí, pecador e indigno siervo tuyo, con el Cuerpo y la Sangre de tu Hijo, Nuestro Señor Jesucristo.

Te pido, Padre, que esta Santa Comunión no sea para mí, motivo de condenación sino intercesión salvadora de perdón.

Que sea armadura de mi fe, escudo de mi buena voluntad, muerte de todos mis vicios y extinción de la concupiscencia y de los deseos carnales.

Signifique también para mí un aumento de caridad y de paciencia, de humildad y de obediencia, y de todas las virtudes.

Que sea firme defensa contra las asechanzas de todos mis enemigos, visibles e invisibles, perfecto sosiego de mis inquietudes tanto carnales como espirituales; firme unión contigo, Dios, uno y verdadero, y consumación feliz de mi muerte.

Y te ruego te dignes llevarme a mí, pecador, a aquel banquete inefable del cielo, donde Tú, con tu Hijo y el Espíritu Santo, eres para tus Santos, luz verdadera, satisfacción plena, gozo perdurable, dicha consumada y felicidad perfecta.
Por Cristo Nuestro Señor. Amén



ORACIÓN UNIVERSAL PARA DESPUÉS DE LA COMUNIÓN (ATRIBUIDA AL PAPA CLEMENTE XI)

Creo, Señor, fortalece mi fe; espero, Señor, asegura mi esperanza; amo, Señor, inflama mi amor; me pesa, Señor, aumenta mi arrepentimiento.

Te adoro como a primer principio, te deseo como a último fin, te alabo como a bienhechor perpetuo, te invoco como a defensor propicio.

Dirigeme con tu sabiduría, contenme con tu justicia, consuélame con tu clemencia, protégeme con tu poder.

Te ofrezco, Señor, mis pensamientos para pensar en Ti, mis palabras para hablar de Ti, mis sufrimientos para padecerlos por Ti.

Quiero lo que Tú quieres, lo quiero porque lo quieres, lo quiero como lo quieres, lo quiero en cuanto lo quieres.

Te ruego Señor, que alumbres mi entendimiento, abrases mi voluntad, purifiques mi corazón, santifiques mi alma.

No me inficione la soberbia, no me altere la adulación, no me engañe el mundo, no me prenda en sus redes el demonio.

Concédeme la gracia de depurar la memoria, refrenar la lengua, recoger la vista, mortificar los sentidos.

Llore los pecados pasados, rechace las tentaciones futuras, corrija las inclinaciones viciosas, cultive las virtudes necesarias.

Concédeme, Dios bueno, amor a Ti, olvido de mí, celo del prójimo, desprecio del mundo.
Procure obedecer a los superiores, atender a los inferiores, favorecer a los amigos, perdonar a los enemigos.

Venza el deleite con la mortificación, la avaricia con la largueza, la ira con la mansedumbre, la tibieza con el fervor.

Hazme prudente en los consejos, constante en los peligros, paciente en las adversidades, humilde en las prosperidades.

Haz, Señor, que sea en la oración, atento; en al comida, sobrio; en los deberes, diligente; en los propósitos, constante.

Que procure tener inocencia interior, modestia exterior, conversación edificante, vida recta.

Que me aplique con diligencia a domar la naturaleza, a corresponder a la gracia, a guardar tu Ley, a merecer la salvación.

Que consiga la santidad con la confesión sincera de mis pecados, con la participación devota del Cuerpo de Cristo, con el continuo recogimiento del espíritu, con la pura intención del corazón.

Aprenda de Ti qué frágil es lo terreno, qué grande lo divino, qué breve lo temporal, qué duradero lo eterno.

Concédeme que me prepare a la muerte, que tema el juicio, que evite el infierno, que obtenga el paraíso.
Por Cristo Nuestro Señor. Amén.




HIMNO AL SANTISIMO


ALABADO SEA EL SANTÍSIMO
SACRAMENTO DEL ALTAR.
Y LA VIRGEN CONCEBIDA
SIN PECADO ORIGINAL.


CELEBREMOS CON FE VIVA
ESTE PAN ANGELICAL.
Y LA VIRGEN CONCEBIDA
SIN PECADO ORIGINAL.


ES EL DIOS QUE DA LA VIDA,
Y NACIÓ EN UN PORTAL,
DE LA VIRGEN CONCEBIDA
SIN PECADO ORIGINAL.


EL MANJAR MÁS REGALADO
DE ESTE SUELO TERRENAL
ES JESÚS SACRAMENTADO,
DIOS ETERNO E INMORTAL.




ALMA DE CRISTO (despues de la comunion)


ALMA DE CRISTO, SANTÍFICAME
CUERPO DE CRISTO, SÁLVAME
SANGRE DE CRISTO, EMBRIÁGAME
AGUA DEL COSTADO DE CRISTO, LÁVAME
PASION DE CRISTO, CONFÓRTAME
OH BUEN JESUS, ÓYEME
DENTRO DE TUS LLAGAS, ESCÓNDEME
NO PERMITAS QUE ME APARTE DE TI
DEL MALIGNO ENEMIGO, DEFIÉNDEME
EN LA HORA DE MI MUERTE, LLÁMAME
Y MÁNDAME IR A TI
PARA QUE CON TUS SANTOS TE ALABE
POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS. AMEN 

1 comentario:

Ana Gonzalez dijo...

Nada es imposible para Por estas oraciones al Sagrado Corazon de Jesus.
Y la Oracion a la Santisima Trinidad.
Oracion despues de la Sagrada Comunion. Gracias, por lograr este excelente vinculo espiritual.


Jesus Sacramentado.
Alabado
Adorado.
Se le Honra.
Respeta
y Bendice.
Amen.

DEVOCION AL SAGRADO CORAZON DE JESUS

DEVOCION AL SAGRADO CORAZON DE JESUS
Sagrado Corazon de Jesus en ti confio. /dale clip a la imagen

ARCHIVO DE BLOG

Loading...